A veces te despiertas una mañana y las llaves de tu propia casa no encajan en la cerradura.

Y te acuerdas de Quique González y piensas; 'Ayer quemé mi casa...' pero tú no tienes las cerillas en la mano.

Me voy a dejar de tonterías;

Me he despertado un lunes y www.mellamoirene.com estaba desactivado. Sin opción a quejas, con opción a aceptación y en todo caso a un poco de rabia y tristeza, por esos cinco años invertidos en hacer una casa. Una casa que decorasteis vosotros, cada día, dejando parte de vuestra muerte en él.   Leyendo y llorando, que es la forma más bonita de morirse, de risa.

Muchas gracias
esparcidas
por todas vuestras habitaciones.

Por lo visto a Jaime también le gusta que le llamen por su nombre. Y por eso le pareció moralmente correcto coger lo que no es suyo; http://mellamojaime.blogspot.com.es/    

Hay que tener
muy poco
para robar
tanto.

Desde aquí un saludo. Por esa educación que me dieron los bonitos de mis padres.  

Y un par de hostias. Por esta mala educación que me ha dado la bonita de la vida. 



Tengo a la poesía enamorada

volviendo a casa
para follarme cada noche
A mí 
pueden matarme
Sigo siendo más inmoral
¿Pero a ella?

Ella es la inmortal

idiotas.


Nos quedamos

Le joda a quien le joda
Le verse a quien le verse. 




16 comentarios:

  1. Y la poesía la violó con tanta fuerza y desgarro que la preño de los versos más tristemente bonitos de la historia de la humanidad. Así Irene daba rienda suelta a sus bastardos cada día, muriendo en cada parto, su forma de sobrevivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que empiece la función de narrar. Muchas gracias. :)

      Eliminar
  2. *Comentario para dar caché al nuevo blog*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *Comentario de agradecimiento antes de hackearte el blog*

      Eliminar
  3. Nueva casa, misma inquilina, y por supuesto, las mismas visitas que nos empeñamos en seguirte allí donde vayas...
    No cambies nunca la dirección de tus palabras... van muy bien encaminadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no cambiáis destino, yo os sigo detrás.

      Eliminar
  4. traigo cerveza en litronas, una planta de maría para el balcón, un póster de silvi que reza: déjalo, solo es poesía. y un nórdico, pero español, en formato compañía.
    ve poniendo música, que esta casa huele a mansión desde la primera letra.
    un beso de mil palacios, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día me contaron que Madrid no era mujer, que era el chico malo de la clase. Y desde entonces, creo más en la ciudad. Porque los chicos malos tienen los mejores corazones y porque tú. Estás en casa, no pierdas las llaves.

      Eliminar
  5. Porque una casa sin ti no tengo la desgracia de saber qué es, pero la poesía sin ti se parece más a una ventana sin vistas que a una oficina.
    Y eso es lo que no queríamos.


    Creo que veo el mar desde esta ventana.
    (No es una bienvenida,
    porque no te has ido.) :*


    ResponderEliminar
  6. Bienvuelta a tú, casa.

    ResponderEliminar
  7. Que te roben lo que quieran, pero que nunca nadie te robe las sonrisas.

    Muchísimo ánimo. Tus seguidores aquí seguimos, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Qué susto me has dado, Irene, creía que te habías ido y no volvías.

    Hace ya muchos desengaños que llevaba paseándome en silencio por aquí y claro, si a un niño le das una golosina luego no puedes quitársela, ya sabes.

    Gracias por seguir haciendo esto. Por lo de la adicción y eso.

    xx

    ResponderEliminar
  9. Si llegan a decirme que eso iba a pasar, hubiera encuadernado cada entrada de tu casa y tendrían un sitio en mi estantería.

    ResponderEliminar
  10. ¿Y ya? Así, ¿sin más? ¿Se acabó?

    Hablo de todos los textos que tenías en el blog anterior. Que no sé cómo se llaman, pero se han ido.

    Dime que volverán.

    ResponderEliminar
  11. Reir desde lo más doloroso siempre ha sido la mejor medicina para un poeta y para el que sabe aceptarse desde la tristeza,

    ResponderEliminar
  12. Impresionante la manera que tienes drle expresar cadaa sentimiento desgarrador o entrañable. Ya estoy en marcha para comprar todo lo que tengas para mis oidos y para mis ojos. Gracias por hacer de las palabras, sentimientos en carne viva.

    ResponderEliminar